Inspiración

Meet the Micers

Espacios

    Espacios

    LA BOBADILLA, donde el tiempo se detiene y los sentidos florecen

    Situado en un enclave incomparable en la Sierra de Loja, entre Granada y la Costa del Sol, encontramos La Bobadilla a Royal Hideaway Hotel 5* un lugar único e idílico donde disfrutar de los colores y aromas de Andalucía.

    La Boadilla nos invita a sentir y vivir esa incansable necesidad de bienestar, relax, placidez e intimidad rodeados de un paisaje típico granadino con suaves colinas, olivos, robles, encinas y almendros donde los atardeceres con sus puestas de sol intensas nos abrazan suavemente para reconfortarnos en una suave brisa con aroma propio de sus tierras.

    Una mezcla de estilos, con sus arcos y ventanales de cuidada arquitectura mudéjar, nos transportan desde la Mezquita hasta el campo

    Como un pequeño pueblo andaluz de arquitectura mudéjar, el hotel cuenta con 67 habitaciones muy amplias construidas como antiguas villas andaluzas. Cada una de ellas es distinta con personalidad propia, tanto en su arquitectura como en su decoración, lo que hace que los huéspedes del hotel puedan elegir la habitación que más se adapte a sus necesidades para sentirse como en casa.  

    Hotel ecológico, responsable y respetuoso con su entorno

    La Bobadilla utiliza la biomasa del hueso de la aceituna como fuente de energía para su calefacción y agua caliente. La biomasa constituye una de las fuentes de energía existentes más respetuosas con el medio ambiente, con un nivel de contaminación nula y además se utiliza como abono para las plantas.

    La Bobadilla, hotel ligado a la alta gastronomía

    El hotel goza de una exquisita oferta gastronómica con varios restaurantes, el más representativo, La Finca, un cinco estrellas en el arte culinario internacional. Restaurante legendario de los 80 lugar de culto para los amantes de la alta gastronomía y reconocido como uno de los mejores restaurantes de Granada que sorprende a sus comensales con un viaje gastronómico en el que el producto local y de proximidad es el verdadero protagonista con una carta de autor diseñada por el chef Pablo González.

    Cuenta con varios salones con capacidad para albergar hasta 160 personas, equipado con avanzados medios audiovisuales, ideales para la celebración de todo tipo de eventos profesionales y celebraciones sociales, así como de una capilla privada de estilo Mudéjar.